muebles

Guía ElenkoLas 3 opciones más comunes son:

Laminados, lacados o maderas.

LAMINADOS

Se denominan laminadas las puertas de aglomerado (o también de DMF) que están recubiertas por una lámina decorativa de diferentes composiciones. De esta manera, la superficie queda libre de poros. Dependiendo de su calidad y precio las encontraremos con mayor resistencia al desgaste y al uso. Estas puertas pueden tener un tacto liso o imitar otros materiales, como la madera.

Tipos de laminados:

Estratificados o laminados de alta presión (HPL)

El aglomerado está recubierto por varias capas de papel impregnado, aumentando así su resistencia a la humedad, a la fricción y al rayado. Formica es la marca más conocida, por eso a estos laminados HPL se les conoce con ese nombre. Se presentan en formatos con 4 cantos rectos de ABS o PVC de 1-1,2 mm. e incluso con 2 cantos posformados, generalmente los verticales, y 2 rectos.

 

Ventajas: Se adapta a los estilos más actuales. Muy buena resistencia y durabilidad. Fácil limpieza y precio asequible. Acabados brillo o mate.

Desventajas: Solo se ofrecen en superficies lisas. No tiene opción de alto brillo.

[+info]

 

Melaminas o laminados de baja presión (LPL)

El recubrimiento de estas de puertas de aglomerado es un papel decorativo melamínico que, al fundirse a ambas caras, consigue una superficie libre de poros. La resistencia al desgaste es bastante buena. El acabado puede ser liso o bien imitar la madera u otros materiales.

 

Ventajas: Son visualmente muy similares a los materiales que imitan. Fáciles de limpiar y resultan económicos.

Desventajas: Sólo pueden producirse con acabados liso y mate.

 

Laminados lacados

Acabados en alto brillo y tacto seda. La terminación de los 4 cantos en puertas y frentes es de ABS (acrilonitrilo butadieno estireno) y de color a juego o efecto cristal.

 

Ventajas y desventajas: las mismas que cualquier lacado (ver características en siguiente apartado).

Polilaminados/PVC

Al tratarse de un material plástico moldeable, se adapta muy bien a distintos tipo de superficie. Suele utilizarse como recubrimiento en puertas de MDF (o DM), una fibra de madera prensada, (Medium Density Fibreboard) que se puede fresar y tallar.

Ventajas: Un DM recubierto de PVC es prácticamente inalterable al agua, lo que aumenta su durabilidad.

Desventajas: es más fácil de rayar que el laminado estratificado. Por ello, requiere productos específicos para su limpieza.

LACADOS

Son puertas de MDF recubiertas de un laminado melamínico y lacadas con secado ultravioleta. El resultado es un acabado de alta resistencia. Puede disponerse de ellas en alto brillo, satinado, mate, y con textura, que es más suave al tacto.

Los lacados también pueden aplicarse sobre madera a poro abierto, consiguiendo distintos efectos según se le de un tratamiento de decapado, velado o envejecido.

Ventajas: Se limpian con un poco de agua y jabón. El lacado puede aplicarse tanto en puertas lisas como en modelos con relieves. Existe una amplia gama de colores disponibles. No existen las juntas. La puerta completa queda como un solo bloque y puede repararse si sufre algún daño leve.

Desventajas: Debido a su complejo proceso de producción, el precio es más alto. Son más propensas a rayarse que las acabadas en mate.

lacados elenko

MADERAS

Las maderas utilizadas normalmente para puertas de muebles de cocinas son las de roble, haya, pino, nogal, wengué, aliso y arce.

Éstas pueden presentarse en distintos acabados: natural, tinte, glaseado y decapé.

Los frentes de madera aportan calidez y un toque de naturaleza a la cocina. Estas superficies se pueden esmaltar, barnizar, encalar, cepillar, tratar con chorro de arena, patinar y lacar o colorear, lo que da múltiples opciones de diseño. Finalmente, se sellan con una capa protectora invisible denominada laca de doble densidad.

Ventajas: Se trata de un producto con un acabado muy natural.

Desventajas: El precio es elevado y, al ser madera maciza, resulta difícil su mantenimiento.

madera elenko